El conejo malo es mucho más que un fenómeno digital.

¿Dijeron “trap”? Llamen a Bad Bunny. El icono latino más importante de este género, autor o figurante de casi todos los hits actuales de este visceral sonido, estuvo en Bogotá. Y no, no fue un fiasco.

Bad Bunny tiene 24 años, tres años de carrera y ya está haciendo su primera gira mundial: La nueva religión tour. En tan poco tiempo (aunque en estos tiempos tan vertiginosos ya no hay tiempo que perder) el puertorriqueño se ha convertido en el ícono insigne del trap en español, el chico del momento, con el que todos quieren –y por todos quisimos decir TODOS; desde los patrones latinos como Daddy Yankee, Marc Anthony, Yandel o J Balvin, hasta los capos del mundo anglo como Drake, Cardi B o Will Smith– y por eso es que suyos, o en trabajo en grupo, son los mayores hits del género actualmente: Soy peor, Te boté, Sensualidad, Mayores, Amorfoda, Mía, etcétera, etcétera.

El joven maravilla llegó a Bogotá a dar un atravesado concierto que se estrelló con la próxima presentación que tendrá en el Megaland con boletas a precio que oxila entre los $100 y un cartel complementado por Greeicy, Valentino, Anitta, Piso 21, Morat, Turizo, Fonseca, entre otros, y que hizo dudar a los organizadores sobre la realización de este show. Sin embargo, ante un poco más de tres mil personas reunidas en la Gran Carpa de Corferias se llevó a cabo este evento que integró también a Greeicy Rendon, Mike Bahía, Wolfine y Dj Luian.

Wolfine, el que está toteando con Bella, abrió la fiesta a las 9:40 de la noche; lo siguieron Mike Bahía y Greeicy Rendón, con su deliciosa mezcla de reggaetón, trap, pop, voz delicada y sensuales movimientos. La pareja alternaba sus salidas al escenario para interpretar sus éxitos como solistas (entre ellos la recién estrenada Jacuzzi, junto a Anitta), y el que los ha hecho célebres como pareja: Amantes.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here